¡PUM! (Onomatopeya)

Por Julio Espejel

Twitter: @JulioEspejel_R

27/03/19

Estaba muy tranquilamente platicando con un amigo de años cuando, de pronto, escuché un tronido sordo, que me hizo interrumpir la conversación con la pregunta:
“¿Qué se escuchó?”
“No lo sé”, contestó él. Y seguimos platicando como si nada.
A los pocos minutos se enteró en las redes sociales de que el volcán Popocatépetl (que nos queda relativamente cerca), había tenido una explosión no tan discreta, que se había escuchado en un radio de hasta 45 kilómetros de distancia. “Por eso lo escuchamos”, pensé. Y entonces se vino toda una plática respecto al suceso.
Habiendo vivido en el estado de Puebla durante muchos años, desde niño tengo muy presente la imagen del mismo. Para ser honestos, muchas noches mientras tenía esa edad, no pude dormir por la angustia de que hubiera una erupción apocalíptica en la que se generara una destrucción a la redonda que colapsara nuestras vidas perfectas de poblanos. Así lo veía yo: era un niño.
Conforme pasaron los años fui calmando esos miedos infantiles y me di cuenta de que “Don Goyo”, como le decimos amigablemente al volcán, no representaba ese riesgo ya que, algunas profecías, investigaciones y declaraciones científicas decían que el Popo nunca haría erupción, que no era probable que explotara de una manera violenta por las ligeras exhalaciones que tenía durante los años y que lo calmaban o incluso que, definitivamente a nosotros no nos tocaría presenciar algo así. Y lo creí, para disminuir mi preocupación y vivir en paz con tremendo monstruo de energía al alcance de mi vista todos los días. Hoy ya no estoy confiado.
Todo con aquél simple ¡PUM!

Popocatepétl – fotografía de la red 

No es que hayamos querido ponernos trágicos mi amigo y yo, pero el señor anda un poquito desatado en los últimos años así que, el tema en realidad se volcó sobre de otros que no están directamente relacionados. He de decir que, durante la conversación nos pusimos intensos y un poco drásticos, pero no dejó de provocarme una reflexión.
Por supuesto que, el primer panorama que nos planteamos, fue el de una erupción con bombo y platillo que generara, como decía más arriba, un colapso, finalmente. Luego de hablar específicamente de Puebla con su huachicol actual, con los lugares que conocemos (él también es de allá) y que pueden estar en riesgo y por supuesto, de nuestras familias y amigos, nos pasamos a los eventos colaterales que pudieran generarse, incluido obviamente un sismo, entre muchos otros escenarios, en los cuales no voy a ahondar.
Y entonces, no pudimos evitar pasar por el del 19 de Septiembre de hace casi dos años en la Ciudad de México (#19S). No nos enfocamos tanto en nuestras vivencias personales puesto que, esas ya nos las hemos contado y no fue lo que importó en ese momento, sino en un tema un poquito más global. Hablamos de muchas cosas que distinguieron ese evento, principalmente la solidaridad, la unión y cohesión social que experimentamos durante esas semanas e incluso el tema de que el mundo entero volteó a ver a México y mejor aún: nos demostraron su apoyo. Dejamos de lado las historias de intereses políticos, conspiraciones y el destino final de todos esos recursos que se enviaron para apoyar a nuestro país, porque no íbamos precisamente sobre las cuestiones de corrupción, ambición y abuso de poder, sino por algo mucho mayor: de cómo es que, como sociedad, se nos olvidó tan rápido. Claro que nos detuvimos en la energía que fluía por todo el territorio y más allá, en esos días. Y vinieron temas mucho más profundos que tienen que ver con la evolución que la raza humana debe experimentar. Y con la sensibilización. ¡Hasta ese punto nos dió el incidente! Y por supuesto que nos quedamos horas comentando.
¡Lo que hizo un fugaz tronidito en nuestra velada! ¡PUM!
Entre tantas cosas, le conté acerca de un libro que leí cuando fui estudiante, y que se llama “La Mujer Dormida debe dar a luz” escrito por AYOCUAN (que a mí me cambió la perspectiva tanto de mi país, como del rumbo de la humanidad) y que mi amigo no conocía. Desde que lo leí me pareció que los mexicanos debíamos conocer esa información que presenta el autor, para despertar. Les sugiero que lo busquen, porque profundizar en todo lo que dice, resultaría demasiado largo, pero cuando yo lo leí no supe si lo planteado en él, salió de una ficción que desarrolla una teoría nacionalista que cumple muy bien o era casi un vaticinio. Habla, después de explicar el por qué, de un México como potencia mundial (obviamente tras un proceso de cambios a nivel planeta) y nos invita a reconocer nuestra escencia como un pueblo lleno de fuerza y de recursos.
A lo que quería llegar era a que ese proceso, hoy por hoy, no me parece descabellado cuando lo pienso: Estamos en un momento con crisis mundiales muy fuertes, con conflictos en varios países que están modificando sus políticas y que, al mismo tiempo, generan enfrentamientos de una nación a otra, con violencia; con una lucha por los derechos de las minorías oprimidas durante siglos; con las ganas de equilibrar y cambiar muchos aspectos ideológicos que han caducado ya y un sinfín de situaciones que veo día a día desde lo más particular hasta lo general, aderezadas con la destrucción del planeta que progresivamente estamos experimentando.
Creo que vivimos en guerra sin que necesitemos estar literalmente entre cañonazos y misiles, tanques y destrucción. Hasta ahora estamos cada uno viviendo su propia batalla, matizada aún con intentos de pacifismo. Muy moderado todo al parecer. Pero me preocupa.
Y a nivel país creo que no es necesario hablar del hartazgo, la rabia y la necesidad de cambio, que son una constante desde hace años y que, evidentemente, nos está orillando a tomar medidas como pobladores, como apuestas de fe y de coraje que muchas veces no han terminado de generar un resultado. Sin embargo, esto me dice que hay individuos (no todos, obviamente) que sí están al pendiente del ajuste necesario que nuestra organización y disposición, deben sufrir.
Y parece que nos perfilamos hacia un mejor destino (o eso queremos creer), pero siento que nos estamos olvidando de otros asuntos que no son sólo economico-políticos, sino que tienen más que ver con nuestra identidad como nación, con nuestro desempeño individual y nuestra contribución hacia un mejor país y ya como individuos, hacia un mundo que viva en paz.
Porque sí nos corresponde a pesar de venir cargando con el peso de las generaciones que habitaron el planeta antes que nosotros. Hasta donde recuerdo, los más jóvenes que yo (Xennials), tienen otra percepción, conexión y responsabilidad respecto a temas de ecología, tecnología, igualdad, conciencia cívica, de globalización y en general, de su responsabilidad respecto a lo que representa su paso por el planeta. Lo supe y lo he notado en mi contacto con ellos, aunque (no podamos generalizar). Entonces volví a recordar el sismo y muchas otras cosas que me lo han demostrado. Y junto con un dejo de esperanza sentí cierto alivio al saberme rodeado de personas así y que, muy probablemente tengan una vaga idea de hacia dónde debemos ir.
Hasta que, una vez que pasó el impacto inicial de la explosión, cuando llegué a casa no pude evitar el abrir las redes sociales y darme cuenta de que, muchos ni se enteraron y los que sí, opinaron poco y terminaban regresando al tema de la carta petitoria de nuestro presidente al gobierno de España (puesto, al final, como una cortina de humo, por algunos), la lucha feminista, algún evento aislado en otro lugar o de un sector de la población (como el apagón en algunas colonias en la CDMX), algunos muertos por aquí y por allá en algún vago rincón. Y por supuesto había los memes acostumbrados, fotos personales, publicidad y publicaciones intrascendentes. Me desilusionó e indignó.
No sé si el Popo tuvo un pésimo timing o realmente la cortina de humo la mantenemos todo el tiempo frente a nuestra nariz. Estoy totalmente de acuerdo que hay temas de gobierno que atender pero me sorprende que lo hayamos vuelto a dejar pasar, sumergidos en cualquier otra de nuestras aguerridas batallas personales o en el peor de los casos, de nuestras inmutables existencias (según noostros).
Quizá estoy exagerando. Quizá estoy muy al pendiente. Quizá tenga un trauma infantil o tal vez estoy paranóico y la edad me está pegando, pero lo que me quedó rondando en la cabeza fue: ¿Qué Onomatopeya nos hace falta a cada uno para despertar y convertirnos en ciudadanos del mundo conscientes y responsables? ¿Otro PUM? ¿Un TRAC? ¿Un DING-DONG? ¿O algún TOC TOC? ¿Un PRAZ? ¿Qué es lo que necesitamos como sociedad para reaccionar y accionar como sabemos que es apremiante? ¿Para olvidar las diferencias de cualquier clase y convertirnos en seres humanos conectados, igualarnos y ver por el bien común? ¿Qué clase de nueva sacudida estamos esperando? ¿Hasta dónde hay que llegar?
¡ZAZ!

Por cierto: Onomatopeya se refiere a la palabra escrita que recrea un sonido.

Popocatepétl – Julio Espejel

México Fashion Show Puebla 2019: La segunda edición de la plataforma que hace brillar al talento mexicano

México Fashion Show 

• DEL 19 AL 22 DE MARZO, DISTINTAS SEDES

• CONFERENCIAS, RUNWAY, NEGOCIOS, ARTE, MODA Y CONVIVENCIAS EXCLUSIVAS

‘Mexico Fashion Show’ es una plataforma de arte, moda y negocios vestida por diseñadores top a nivel nacional. En su segunda edición, vuelve a mostrarnos que México crea e innova elegantes y sofisticadas piezas con una riqueza invaluable que refleja las tradiciones de nuestra cultura. Con el fin de difundir e impulsar el talento mexicano, la experiencia se nutre de una convención de líderes de opinión nacional, local e influencer’s en un completo cronograma de convivencias y actividades.

En su primera edición, la participación de Benito Santos, Vero Díaz, Guillermo Jester, Yeshua Herrera, Summer Romero, Paola Danieli, Tania Amaro, Áurea Bucio, Fernando Rodríguez, Andrés Gasque y Rosalba Rivera hizo brillar la Riviera Maya con sus colecciones Primavera-Verano 2019 y Crucero 2019.

Esta vez, MFS pone el lente en la capital poblana desde el 19 al 22 de Marzo, en donde podremos disfrutar de distintas actividades:

–  Charlas impartidas por Giselle Orozco con ‘Vibramos con nuestra imagen’ (iOss Office) y ‘Diseño de Imagen’ por Jorge Contreras y Rebeca Nacis (Sky Bar Grand Fiesta Americana).

– ’Bridal Fest’ (Sky Bar Grand Fiesta Americana), evento en el cual se muestra la propuesta nupcial de diseñadores de alto nivel con el fin de dar a conocer las tendencias de este 2019 y empoderar el talento mexicano en las bodas de lujo en nuestro país.

–  ‘Pasarela México Fashion Show’ (Africam Safari), donde 7 diseñadores nacionales reconocidos internacionalmente lucirán sus colecciones: Pineda Covalin, Benito Santos, Fernando Rodriguez, Jorge Contreras, Ivan Avalos, Sheila Jousette y Cesar Luna.

– Aunado a esto no podían faltar las convivencias y fiestas exclusivas con los diseñadores y las personalidades más fuertes de la industria.

Sin duda alguna, MFS es un evento al cual todos los amantes de la moda, del talento, el arte y los negocios no pueden dejar pasar. Para mayor información y adquirir boletos: Instagram: @mexicofashionshow / Tel. 248 102 74 74

Charlas

LOS DISEÑADORES

Benito Santos

Originario de Tepehuaje de Morelos Jalisco, Benito Santos estudió medicina en la Universidad de Guadalajara, así como diseño de moda en el Instituto Lanspiac en Guadalajara. Debutó en 2008 como diseñador de modas. Emplea técnicas de corte y sobre todo el bordado a mano que hace en cada uno de sus vestidos, un diseño exquisito y espectacular. Se ha presentado en los eventos más importantes de moda en México y Latinoamérica como: Inter- moda, Minerva Fashion, Google + Fashion, Fashion Week de CDMX, del Paso, Nueva York, Los Ángeles y Vancouver, entre otros.

Pineda Covalín

Cristina Pineda y Ricardo Covalín crearon Pineda Covalín, una marca de diseño que surgió como parte de una colaboración entre los dos diseñadores mexicanos y el Instituto Nacional de Antropología e Historia. El valor de la marca radica en la exaltación de la mitología de los pueblos y las raíces indígenas de México. Las creaciones de Pineda Covalín son distribuidos en distintos países, llevando así, el diseño mexicano, y el legado de cultura popular mexicana, sus tradiciones y paisajes, más allá del territorio nacional.

Fernando Rodríguez

Fernando Rodríguez nacido en la Ciudad de México y crecido en Morelia Michoacán, recuerda siempre haber tenido inclinaciones hacia las artes, manualidades y a la creación de objetos inspirados por su entorno. Fernando Rodríguez ha evolucionado hasta materializarse en piedras preciosas y semipreciosas, oro, plata, así como materiales experimentales, donde siempre encontraremos el sello de Fernando infuenciado por la naturaleza, los animales, los insectos e incluso el mar. Experimenta de forma artesanal con caracoles, conchas, piedras naturales y materiales orgánicos para dar parte a sus primeras piezas.

Jorge Contreras

El diseñador Jorge Contreras ha ganado premios a nivel nacional e internacional gracias a su amplia experiencia, por ello sus creaciones han formado parte de pasarelas como Intermoda, Fashion International View, Minerva Fashion y Nuestra Belleza México. Cuenta con finos diseños de alta costura, en los que destaca la elegancia de la mujer.

Iván Avalos

Originario de Ixmiquilpan Hidalgo, Ávalos comienza su formación de manera autodidacta aprendiendo con modistas y emprender su propia marca en 2014. Su participación en el concurso ‘ELLE México Diseña, fue un punto de inicio para su crecimiento y proyección nacional. Ivan Avalos es la mente creativa de la firma con su nombre. Su autentico amor por la moda lo ha posicionado como un referente del diseño nacional; ha protagonizado portadas de revistas importantes como Vogue, InStyle, Marie Claire, entre otras.

César Luna

Uno de los jóvenes diseñadores mexicanos más prometedores del momento, ya tiene su propia marca que lleva su nombre, y la cual se caracteriza por prendas que buscan darle más expresión a la mujer, dándole seguridad sin perder la elegancia y frescura. Tiene dos puntos de venta en México, que se encuentran en Monterrey y Querétaro, además de haberse presentado en varios eventos importantes del país, incluido Intermoda. Poco a poco su nombre va tomando más relevancia.

Sheila Jeusette

Nacida en Ciudad de México, el 7 de septiembre del 2000. Actualmente está cursando la carrera de arquitectura en la Universidad de las Américas Puebla. Su gusto por la moda se ha dejado notar desde que era una niña, y se ha intensificado a lo largo de los años viajando a diferentes países del mundo, pero sobre todo al conocer la importancia y belleza que hay en la moda mexicana, ya que está muy influencia por sus raíces, decidiendo al poco tiempo crear su propia marca para crear y expresar en sus diseños su amor a México, a través de bordados que con ayuda de mujeres y hombres de diferentes lugares del país, confeccionan sus prendas y a través de los cortes expresan la esencia de la arquitectura moderna.

INVITADOS ESPECIALES

Rebeca Maccise

Comunicóloga, diplomada en diseño de Imagen – Moda y Digital Fashion Business. Cuenta con un Master en Dirección y Gestión de Empresas de belleza y moda. Egresada del Instituto Marangoni de Milán donde estudió Fashion Styling. Actualmente participa en programas de televisión como El Financiero Bloomberg TV y EfektoTV. Ha sido conferencista de eventos como Women’s Weekend 2017, Michael Kors, Julio, entre otros. Ha impactado a más de 2000 mujeres con sus pláticas y talleres.

Longhorn Skull

– Eduardo Hernández

@El_Doc_Tetris

Tenía tiempo de no asistir a un evento de metal, y las últimas ocasiones habían sido eventos punk y bastante underground, este último también rayaba en lo under, solo que en lugar de estar en un salón de mala fama o en un estacionamiento, sería en un bar dónde el dj solo pone a Audioslave y System of a Down. El boleto una ganga en pre-venta, apoya a tu escena local, rezaban los patrocinadores, pero la escena local no es nueva, tal vez sea que hoy se da mayor promoción por medio de redes sociales y plataformas.

Algo que me causa ruido, en opinión personal, es la promoción de esta escena local, no es nueva siempre ha existido, pero no había plataformas a donde subir tu disco, hoy con esto, cualquiera puede subir su disco y sentirse bien, claro siempre habrá propuestas buenas que logren atrapar a un gran público, el problema es cuando se creen Rockstar porque los escucha su tía y sus vecinos, soy más de la idea de que una banda debe forjar su sonido y no solo complacer a sus fanáticos, pero la mala promoción es quien rige el asunto. En una radio por internet se hacía la promoción de una banda local, la portavoz en turno decía que apoyaramos a la escena local, que hacía falta que bandas como esta se dieran a conocer, hasta ahí todo bien, hasta que en los comentarios de aquella transmisión alguien dijo “¿Por qué debería pagar por una banda que no conozco y que no he escuchado?” El problema también es el público que se muestra un tanto apático al pagar una cantidad mínima para ver un evento de este tipo, nos hemos acostumbrado al regateo y al it’s free, otros alegaban que solo tenían una canción en internet y que hacía falta más que un solo tema para llegar a ser conocidos, si querían grabar, podían meter su proyecto en Fondeadora, ahora Donadora, donde sí hubo muchos proyectos buenos en música, el problema era que algunas bandas empezaban a tomarse en serio su papel de Rockstars, los dioses de los covers y eso es lo que vende, sacar covers y escuchar lo mismo de siempre. Para mi gusto, si sacas un cover minimo debes superar la original o ponerla a la altura.

LS
Longhorn Skull – fotografía de Eduardo Hernández

El cartel se conformaba de géneros como Thrash metal, Stoner y Metal, dos amigos subieron con sus bandas. Inmortalizer tocó 15 minutos y desde ese momento, la organización iba en picada, mala toma de tiempos, equipo insuficiente. Aquella banda de thrash había tocado apenas tres temas propios, estaba por venir la hora del slam pero no pasó, un amplificador mal conectado reventó, esto hizo que los organizadores bajarán a la banda, empezaron los reclamos y ver de quién fue el error, pero el error siempre fue claro, la mala organización y falta de equipo. Fourlett, otra banda de un amigo subió al escenario solo para tocar tres canciones y dejando al público con ganas de más, todo empezaba a tornarse un tanto aburrido, había gente a la que no le gustaba y empezaba a vaciar el lugar, los amantes a los riffs, se encontraban en un rincón esperando a que de un momento a otro se armara el slam junto a una fuente de los deseos y en un espacio muy reducido, pero nada pasaba. Junto a ellos algunas personas menores a mi edad se pasaban un churro de mota, se sentían hermanos con el público.

La banda que nadie esperaba era Longhorn Skull, una banda de la Ciudad de México que traía un Stoner muy generoso, con una voz gutural hacía pensar que en cualquier momento, mis pesadillas saldrían y se desbaratarían en un moshpit, tampoco eso llegó, unos cuantos agitaban la cabeza. ¿De dónde había salido esa banda? Mi exhausta investigación en internet, arrojó que eran de la CdMx, que el fundador es el guitarrista Erick Lugo, y que, como todo proyecto, habían sufrido algunas rupturas, conseguían un guitarrista y se salía el bajista, conseguían bajista y no tenían baterista, el proyecto ya no quedó conformado por los fundadores, sino por alguien que fue invitado, ahora estaban haciendo ruido y comenzaban a ser reconocidos.

Longhorn Skull
Longhorn Skull – fotografía de Eduardo Hernández

Quedé satisfecho de escuchar a esa banda, habían tocado los temas de su disco “Sold by your demons”, mientras esto pasaba me acerqué al escenario, tome unas cuantas fotografías para la posteridad mientras interpretaban temas como Windbag, Sickened, Empty bottles y Sold by your demons, una vez que bajaron del escenario, regrese a la mesa con mi novia y mi amigo Daniel (Inmortalizer), les enseñé las fotos y nos quedamos un rato más.

El lugar ya está lleno, un mesero intenta acomodar algunas sillas de las mesas y por accidente golpea al vocalista de una banda, se disculpa y sigue en su trabajo carga unas sillas y pasa al lado del vocalista, quien con un codazo lo empuja. ¡Demonios… si yo fuera el mesero le habría quebrado la silla en la cabeza! Eso pensaba mientras salíamos de aquel lugar, a veces la escena local carga eso, apenas reciben 5 likes en una publicación de Facebook y sienten que su lugar debería estar a lado de Metallica.

ConectArte

– ConectArte

• Conectarte ‘Sesiones de Artworking’ esta de regreso en Puebla con su 4ta sesión.
• Economías Creativas como eje principal
• Marco Lampugnani y Mericia Curiel estarán como invitados especiales
Para construir algo grande es necesario que sea multigeneracional y multidisciplinar.

El próximo 25 de enero en punto de las 20:00 hrs en Workósfera, Puebla (Av 5 Ote 612, Centro, 72000 Puebla, Pue.) se realizará de nueva cuenta ’Conectarte, Sesiones de Artworking’, un punto de encuentro y comunidad donde todas las formas de expresión artística tienen cabida, intercambiando ideas sobre cultura, arte y su situación actual, generando nuevos equipos y redes de trabajo, con el fin de posicionar a Puebla como un referente cultural a nivel nacional.

El evento iniciará con una conferencia en torno a un tema de interés colectivo, siendo en esta ocasión, ‘Economías para Industrias Creativas’, impartida por Marco Lampugnani, enfatizando la importancia del sector económico que involucra la generación de ideas y conocimiento; Marco es especialista en arquitectura y en los procesos relacionales con comunidades. Ha colaborado como consultor, profesor, mentor, tallerista y lecture en distintas instituciones a nivel Internacional como: the Central ST Martins, The School of the Chicago Art Institute, Aalborg University, University Internacional de Catalunya, IED, NABA, Biennale di Venezia, Sanofi, FIAT, Danone, Telecom Italia, Comune di Milano, Regione Emilia Romagna, Italian Parliament, Rotterdam Architecture Biennale, grupo HERA, La Triennale di Milano, Santa&Cole, Torino World Design Capital, H. Ayuntamiento de León, entre otros.

 

Como segunda actividad se realizará una charla y actividades entre los asistentes para que se conozcan, intercambien contactos y puedan así formar una red de trabajo que beneficie cada uno de sus proyectos; por último para complementar la sesión y desarrollar conocimiento en un caso real, se sortearan 10 lugares para el taller ‘Introducción a las Economías Creativas’, que se llevará a cabo el 26 de enero y 9 de Febrero a las 10:00 am en el Museo del Tecnológico de Monterrey, impartido por Mericia Curiel, agente cultural, asesora-consultora para el sector público y privado en el área de economía y mercadotecnia cultural. Es profesora en diferentes universidades del país, conferencista, co -productora de proyectos de gestión cultural, artes y diseño. Mericia es directora de Proyecto Mecenas, iniciativa pro bono dirigida al asesoramiento de estudiantes de arte.

Cabe mencionar que por primera vez se suma Workósfera (Av 5 Ote 612, Centro, 72000 Puebla, Pue.) como sede oficial del evento, pues es un lugar que busca generar una atmósfera incluyente para todos aquellos que tengan una idea de negocio, tiempo para involucrarse en proyectos o dinero para invertir en el futuro de Puebla.

El evento es totalmente gratuito, dirigido a todas las personas interesadas en el arte y la cultura, lo único que tienen que hacer es registrarse en https://goo.gl/forms/ dDTUdbclH9YMzHsZ2

Sin duda alguna no se lo pueden perder, ayudemos a formar una comunidad artística aún más solida, apoyándonos unos a otros. #Somoscomunidad #SomosConectarte

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Para mayor información visita: Facebook: Conectarte / http://conectarte.club